En el marco su visita oficial a la Unión Europea, el ministro de Relaciones Exteriores de argentina, Santiago Cafiero, mantuvo una reunión de trabajo con el Vicepresidente y Alto Representante para la Política Exterior y de Defensa, Josep Borrell, junto al Vicepresidente Ejecutivo y Comisario de Comercio de la Unión Europea, Valdis Dombrovskis, que fue seguida por un encuentro con la Comisaria Europea de Asociaciones Internacionales, Jutta Urpilainen. Durante este martes se espera que sea recibido por el Vicepresidente Ejecutivo y Encargado del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans.

Cancillería argentina.

En este sentido, acompañado por la Secretaria de Relaciones Económicas Internacionales, Cecilia Todesca Bocco, el canciller analizó junto funcionarios europeos el estado de la negociación del Acuerdo de Asociación entre el MERCOSUR y la Unión Europea y las cuestiones que quedan pendientes de resolver. Teniendo Argentina la Presidencia Pro Tempore del MERCOSUR durante este semestre, y a partir del segundo semestre de este año, pasará a Brasil.

Durante dicho encuentro, el canciller argentino también manifestó que el acuerdo MERCOSUR – UE debe contemplar las asimetrías entre ambos bloques y las consecuencias para las exportaciones del MERCOSUR, derivadas de la nueva normativa autónoma europea motivada por exigencias ambientales. 

Asimismo, Santiago Cafiero y Cecilia Todesca Bocco reiteraron a sus pares europeos el compromiso argentino para continuar trabajando de manera conjunta, al tiempo que hicieron especial hincapié en que los principales obstáculos para el avance de las negociaciones fueron planteados por la Unión Europea, en particular, a través de mayores exigencias en materia ambiental (Pacto Verde) que amenazan con afectar gravemente las exportaciones de los países del MERCOSUR. En línea a esto, el canciller argentino resaltó: “Queremos un acuerdo revisado con la Unión Europea, adaptado a un mundo y cadenas de valor en transformación”.

Cancillería argentina.

Y para ejemplificar el impacto de esta medidas unilaterales para el MERCOSUR, Cafiero aludió a la próxima entrada en vigencia de la Directiva de Energías Renovables (RED II), “que propone modificar el umbral de Cambio de Uso Indirecto de la Tierra (ILUC) afectando las exportaciones argentinas de biodiesel de soja, que en 2022 representaron ventas por más de 1800 millones de dólares, lo que representa alrededor del 20% del total exportado a la Unión Europea”. Afectando así el equilibrio de concesiones obtenidas y otorgadas por ambos bloques en 2019 que, en este nuevo contexto, queda obsoleto y demanda una revisión.

Santiago Cafiero remarcó además que “no puede soslayarse que se trata de un acuerdo entre dos bloques con marcadas asimetrías económicas y sociales que podrían acentuarse si el mismo no deviene en un desarrollo equilibrado”. Es por esto que expresó la necesidad de encontrar mecanismos de cooperación, inversión, transferencia tecnológica y financiamiento que puedan recuperar el equilibrio perdido. 

Fuente: Cancillería argentina.

Te puede interesar: Lula da Silva insiste en sellar el acuerdo UE – Mercosur antes de negociar con China

1 COMENTARIO

  1. Argentina y Brasil necesitan mantener una sola posición con firmeza y sin dejar espacios para las contramedidas que seguramente aplicarán los países de la UE luego de firmado el tratado. Si entre los propios socios europeos se pelean que puede quedar esperar para nosotros? Uruguay firmaría en este momento cualquier cosa, la administración de gobierno actual está desesperada por conseguir una medalla de plástico aunque sea. Paraguay es un tema aparte.

Dejá tu comentario