El Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón instó el lunes a sus ciudadanos a mantenerse alejados de las instalaciones religiosas y de las multitudes en seis naciones del Sudeste Asiático, advirtiendo de un posible atentado.

El ministerio dijo que había obtenido información de que “hay riesgos crecientes como atentados suicidas”.

La advertencia se aplica a los ciudadanos japoneses en Indonesia, Filipinas, Singapur, Malasia, Tailandia y Myanmar.

La advertencia fue recibida con perplejidad en varias de esas naciones, que dijeron no tener conocimiento de tal amenaza, ni detalles de Japón en cuanto a la fuente de su información.

Tanee Sangrat, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Tailandia, dijo que Japón no había revelado el origen del aviso y que la embajada japonesa no tenía más detalles que decir que “no era específico para Tailandia”.

Las agencias de seguridad tailandesas no tienen información propia sobre una posible amenaza, dijo el portavoz adjunto de la policía Kissana Pathanacharoen.

Del mismo modo, el Departamento de Asuntos Exteriores de Filipinas dijo que no tenía conocimiento de ninguna información sobre un nivel de amenaza elevado, mientras que el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Indonesia, Teuku Faizasyah, negó que se hubiera enviado ninguna advertencia a los ciudadanos japoneses de ese país.

En el breve aviso, Japón instó a sus ciudadanos a prestar mucha atención a las noticias e informaciones locales y a tener precaución “por el momento”, pero no dio un plazo específico ni otros detalles.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Japón se negó a proporcionar la fuente de la información o a decir si se había compartido con otros países.

Dijo que el aviso había sido enviado a sus embajadas en los países afectados para ser distribuido a los ciudadanos japoneses.

Te puede interesar: Yoshihide Suga dejará el cargo de primer ministro de Japón

2 COMENTARIOS

Dejá tu comentario