La Unión Africana ha suspendido a Níger de todas sus instituciones y actividades hasta que se restablezca el orden constitucional, en reacción al golpe militar del mes anterior. La decisión fue tomada por el Consejo Ejecutivo del grupo de 55 naciones después de que soldados amotinados derrocaran al presidente democráticamente electo de Níger y consolidaran su poder, resistiendo los intentos de diálogo. El presidente Mohamed Bazoum y su familia se encuentran bajo arresto domiciliario.

Esta suspensión implica que los representantes nigerinos ya no podrán votar en la UA ni participar en sus comités o grupos de trabajo. Esta acción se ajusta al protocolo estándar de la UA y otros organismos regionales en respuesta a golpes de estado en África. Al mismo tiempo, la junta militar en Níger suspendió la autorización para que ciudadanos alemanes, canadienses y checos importen o porten armas en el país.

El bloque regional de África Occidental, ECOWAS, amenazó con intervenir militarmente si no se restituye a Bazoum, sin embargo, la junta teme una posible invasión de Francia u otras fuerzas extranjeras. A pesar de las conversaciones para resolver la crisis de manera pacífica, la junta planea gobernar durante tres años y enjuiciar a Bazoum por traición y por minar la seguridad del Estado.

El Consejo de Paz y Seguridad de la UA instó a ECOWAS y a la Comisión de la UA a proporcionar una lista de los miembros de la junta militar y sus seguidores, incluidos aquellos involucrados en violaciones de derechos humanos, para aplicar sanciones selectivas. La respuesta de la UA y ECOWAS a esta crisis ha sido dividida y dubitativa, con desacuerdos en torno a una posible intervención militar para restablecer el orden.

Te puede interesar: Continúan las conversaciones entre los jefes de Defensa del bloque de África Occidental sobre Níger

Dejá tu comentario