Funcionarios qataríes dieron a conocer que este martes se logró firmar un acuerdo por 15 años en virtud del cual Qatar comenzará a suministrar gas natural licuado a Alemania. En un esfuerzo por parte de la potencia económica europea de buscar otras formas de reemplazar los suministros de gas rusos que fueron cortados durante la guerra en curso en Ucrania, y que se consideran vitales para hacer frente al frío invierno que se avecina. 

En cuanto al acuerdo, si bien los funcionarios no dieron un valor en dólares, si anunciaron que se estima comenzará a partir del año 2026, y que Qatar se compromete a enviar hasta 2 millones de toneladas de gas natural licuado a Alemania a través de una terminal ubicada en la ciudad alemana de Brunsbuettel, que se encuentra actualmente en construcción. En este sentido, otros actores involucrados son Qatar Energy, la empresa estatal de la nación qatarí, junto con ConocoPhillips, ambos poseen participaciones activas en el campo de gas natural que se encuentra en alta mar de Qatar en el Golfo Pérsico que comparte con Irán. 

Vía: EFE.

En el marco de la guerra que se lleva a cabo en el territorio ucraniano, provocada por una invasión de Rusia en el mes de febrero, los países europeos han apoyado energéticamente a Ucrania lo que les trajo como consecuencia el recorte de los suministros de gas natural rusos que servían para calentar los hogares, generar electricidad y mantener la industria energética. Esta acción unilateral por parte de Vladimir Putin ha creado una crisis energética que alimenta de forma creciente el fenómeno de la inflación, y de igual modo, aumenta la presión sobre las empresas de energía a medida que suben los precios. 

Particularmente Alemania era el país europeo por excelencia que importaba más de la mitad de su gas de Rusia antes de la guerra, sin embargo, esta situación se revirtió y no ha recibido gas desde finales de agosto. A partir de esto, el país se encuentra construyendo cinco terminales de gas natural licuado como parte clave de su plan en la búsqueda de reemplazar los suministros rusos, y se espera además que las primeras entren en servicio lo más pronto posible. 

De igual manera, el impulso del gobierno alemán para evitar una crisis energética en el corto plazo, también incluye la reactivación temporal de viejas centrales eléctricas del petróleo y carbón, junto con la extensión de la vida útil de las últimas tres centrales nucleares del país, que se esperaba se apagaran a fines de esta año. Así mismo, tuvo que recurrir a la búsqueda de otros proveedores, por lo que gran parte del suministro actual de gas de Alemania proviene de naciones como Noruega, Países Bajos y Bélgica.  

Finalmente, el canciller alemán, Olaf Scholz, durante su visita oficial a Qatar el pasado septiembre, recibió abiertamente el acuerdo celebrado entre ambos países, y afirmó que el contrato a largo plazo constituye una pieza importante para la seguridad energética de Alemania. Agregó también: “En general, nos aseguraremos de tener muchos países diferentes que aseguren nuestro suministro de energía. Como tal, confío en que este es otro bloque de construcción importante para una casa que ya hemos construido en gran medida”.

Te puede interesar: Alemania se apodera de refinerías rusas en su país

Avatar photo
Equipo de redacción de Escenario Mundial. Contacto: info@escenariointernacional.com

Dejá tu comentario