El pasado jueves, el portavoz del gobierno de Francia, Gabriel Attal, afirmó que el país prohibirá la entrada a los turistas británicos. Se trata de una medida para frenar la propagación de los contagios causada por la nueva variante de Covid-19 Omicron. 

Según Attal, se aplicarán reglas más estrictas hacia Reino Unido puntualmente para que Francia logre ganar tiempo de prepararse para la próxima ola de infecciones. 

En una entrevista con la agencia francesa BFMTV, Attal declaró que las medidas incluyen la reducción de la antigüedad de una prueba de PCR válida de 48 a 24 horas para los visitantes del Reino Unido, y que este cambio drástico entrará en vigor el sábado. 

En este contexto, Reino Unido registró su mayor número de casos en un solo día el pasado miércoles. 

El aumento de casos en el país se atribuyó a la variante Omicron, aunque la capacidad de prueba se redujo en gran medida durante la primera ola de virus en el 2020.

Te puede interesar: Reunión bilateral en materia de defensa entre Arabia Saudita y el Reino Unido

1 COMENTARIO

Dejá tu comentario