En el día de ayer comenzó la cumbre de presidentes del Mercosur, un día después de que la primera ronda de encuentros se llevara a cabo entre los cancilleres de los países del bloque y Estados partes. En este contexto, el presidente argentino Alberto Fernández asumió la presidencia pro témpore del bloque, en medio de las recientes tensiones con Uruguay por promover relaciones unilaterales y frente a una reconfiguración política con la vuelta al poder de Lula da Silva. Allí, Fernández trajo nuevamente a colación la idea de un Banco Central común para los países miembros, una iniciativa impulsada por el embajador Scioli en Brasil. 

El objetivo principal de esta idea es poder consolidar la unidad del bloque en diversos sectores. En este caso es en términos económicos, donde la Cancillería argentina busca generar múltiples iniciativas en sectores estratégicos a través del Foro Empresario, en proyectos de agricultura, minería, movilidad sustentable, entre otros. Sin embargo, Fernández aumentó sus expectativas y propulsó la idea de crear un Banco Central común, un proyecto que se viene gestando con el gobierno brasileño desde hace un tiempo. 

Ámbito

El proyecto del Banco Central común es un tema de conversación habitual con el ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, aunque también forma parte de un ambicioso plan de integración que el embajador Scioli presentó al equipo de Lula y al de Bolsonaro. Por lo pronto, las conversaciones son incipientes aunque haya cierto acuerdo bilateral en el tema, con el objetivo de seguir un camino que vaya en ese sentido. Además, la idea considera reforzar el plano financiero, como la implementación de un swap y hasta un sistema de pago de importaciones con monedas locales.

Este debate, sin embargo, no ha sido bien recibido por otros países miembros del Mercosur. El Uruguay de Lacalle Pou considera que no puede hablarse de un Banco Central común en un contexto donde las dificultades monetarias de los miembros son tan grandes, ya que “es avanzar más de lo que podemos”. Cabe destacar que el bloque continúa viviendo ciertas tensiones con Uruguay, luego de que intentara unirse al Acuerdo Amplio y Progresista de Asociación Transpacífico por su propia cuenta, mostrando movimientos unilaterales cada vez más frecuentes (claramente no permitidos en el Tratado fundacional del Mercosur). 

El Cronista

Te puede interesar: El Presidente Alberto Fernández promete trabajar para impulsar el diálogo entre Rusia y Ucrania en el G20

Avatar photo
Equipo de redacción de Escenario Mundial. Contacto: info@escenariointernacional.com

1 COMENTARIO

  1. Solo veo una posibilidad real de un BC para el Mercosur: Que Argentina y los demas adopten el real brasileño como moneda, ya que es la mas fuerte del bloque (1,00 USD = 5,10 BRL / 32, 30 UYU) no tiene la inflacción del peso argentino (6,7% a.a. en Brasil x 88, 6% a.a. en Argentina o 8,3 % a.a en Paraguay) y ademas Brasil posee expresivas reservas cambiarias para respaldar su moneda (USD 328 mil millones x 32.5 mil millones de Argentina) ¿Pero estaran dispuestos Uruguay, Paraguay e Argentina aceptarlo? Noblo creo, así que la idea de un BC no es viable por cuestiones políticas e monetárias internas de cada miembro, sobretodo en matéria de precios y control cambiario en Argentina.

Dejá tu comentario