El director de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), Francesco La Camera, realizó severas advertencias este martes sobre el futuro de nuestro planeta. Puntualmente, alegó que debemos tomar medidas radicales para que el calentamiento global no sea irreversible. 

Esta serie de medidas y advertencias se vieron plasmadas en un informe de 348 páginas sobre la necesidad de una transición energética global, que implique mejorar la eficiencia energética, aumentar la electrificación, expandir el uso de gas hidrógeno, entre otras. Es fundamental reducir las emisiones globales de CO2.

El director enfatizó en que lo principal es alejarse de los combustibles fósiles. Una de las formas es invertir unos $5.7 mil millones anuales en energías alternativas y limpias como la solar o la eólica, para así poder alcanzar los objetivos climáticos propuestos.

“La transición energética está lejos de estar encaminada y todo lo que no sea una acción radical en los próximos años disminuirá, incluso eliminará, las posibilidades de alcanzar nuestros objetivos climáticos”, dijo Francesco. 

Cabe destacar que los miembros acordaron en París hace siete años un objetivo general: limitar el calentamiento global a 2° Celsius (3,6 Fahrenheit), idealmente no más de 1,5°C (2,7 F), para evitar consecuencias potencialmente catastróficas para el planeta.

Sobre esto, La Camera afirmó temeroso que “no solo el objetivo de 1,5°C, el objetivo de 2°C está realmente en peligro si no actuamos y no hacemos un cambio drástico en la forma en que producimos y consumimos energía”.

Fuente: El Orden Mundial

La comunidad científica apoya las preocupaciones de la IRENA, destacando que las emisiones globales deben sí o sí caer un 45% para finales de la década en comparación con los niveles de 1990. 

Sin embargo, los datos recientes muestran que las emisiones más que bajar continúan subiendo, en gran parte debido a la creciente demanda de energía y la expansión del uso de combustibles fósiles.

El reclamo de La Camera fue ampliamente apoyado por el secretario general de la ONU, Antonio Gutérres, quien pidió el fin de la financiación del sector privado para la energía del carbón y los combustibles fósiles por ser “inversiones inútiles que generarán miles de millones de dólares en activos varados”.

Te puede interesar: ¿Un nuevo panorama para la energía Argentina?

Redacción
Equipo de redacción de Escenario Mundial. Contacto: info@escenariointernacional.com

Dejá tu comentario