El 26 de febrero y el 4 de marzo fueron días en dónde, según la Casa Blanca, Corea del Norte tenía intención de probar misiles balísticos intercontinentales.

Esto se da en el marco del anuncio del líder de aquel país, Kim Jong Un, respecto a una modernización en su base de lanzamiento de misiles.

Si bien desde Pyongyang se esbozó que se trataban de pruebas de desarrollo de satélites, desde Washington se denuncia que se busca encubrir procedimientos con misiles de largo alcance.

En este marco, Estados Unidos inminentemente anunciará una batería de medidas para “impedir que Corea del Norte acceda a productos y tecnologías extranjeras para desarrollar sus programas de armas prohibidos” según un testimonio interno que tomó el medio DW.

En dicho cuadro, el país del Norte buscará que dicho dictamen cuente con apoyo y acción recíproca de diferentes potencias a nivel global.

Te puede interesar Estados Unidos exige respuestas a Corea del Norte, que confirma su mayor prueba de misiles desde 2017

3 COMENTARIOS

  1. alguien mas piensa como yo ,, que todas las medidas que ha implementado EEUU para frenar los desarrollos de Corea del Norte no han servido para nada? … Creo que con esto va a seguir pasando lo mismo .. Nada.

Dejá tu comentario