En un movimiento que eleva las tensiones en la región, Corea del Norte expresó su firme oposición a la posible venta de armas avanzadas por parte de Estados Unidos a Japón y Corea del Sur. El Ministerio de Defensa del Norte, a través de un comunicado difundido por la agencia de noticias KCNA, denunció la acción como peligrosa y provocativa, aumentando la preocupación sobre una nueva carrera armamentística en la península.

La crítica de Corea del Norte se centra en la venta planeada de 400 misiles Tomahawk a Japón, como parte de su amplio refuerzo militar desde la Segunda Guerra Mundial. Además, Estados Unidos aprobó la venta de misiles Sidewinder y del Standard Missile 6 Block I a Corea del Sur. Estas decisiones han desencadenado la respuesta condenatoria de Pyongyang, que advierte sobre las consecuencias de la venta indiscriminada de armas.

Declaraciones de Corea del Norte

“Advertimos que cuanto más se beneficie Estados Unidos de la venta indiscriminada de armas, más tendrá que pagar por la crisis de seguridad”, declaró el comunicado emitido por Corea del Norte. La nación ha acusado repetidamente a Estados Unidos y sus aliados de amenazas militares, prometiendo fortalecer su capacidad ofensiva estratégica en respuesta a lo que considera provocaciones.

Las críticas de Corea del Norte se suman a una serie de acciones que han elevado las tensiones en la región. El anuncio de pruebas estáticas exitosas de “motores de combustible sólido de alto empuje de nuevo tipo” para misiles balísticos de alcance intermedio resalta la determinación de Corea del Norte en mejorar su capacidad defensiva y ofensiva.

Corea del Norte busca establecer una disuasión bélica en respuesta a la inestabilidad generada, según ellos, por Estados Unidos y sus aliados. La retórica beligerante y las pruebas de misiles subrayan la gravedad de la situación.

Te puede interesar: Corea del Norte obliga a ajustes en la disuasión de Estados Unidos y Corea del Sur

Fuente: Reuters

Dejá tu comentario