En una victoria significativa para la presidencia de la India en el G-20, y en medio de crecientes tensiones y opiniones divergentes sobre el conflicto en Ucrania, el Primer Ministro Narendra Modi anunció la adopción de la Declaración de los Líderes de Nueva Delhi.

La declaración expresó una profunda preocupación por el inmenso sufrimiento humano y el impacto adverso de las guerras y conflictos en todo el mundo. El anuncio sobre el consenso en la declaración y su posterior adopción llegó horas después de que la India distribuyera un nuevo texto a los países del G-20 para describir el conflicto en Ucrania.

La declaración de consenso adoptada por los líderes del G-20 llamó a una “paz integral, justa y duradera en Ucrania” e instó a los estados miembros a “abstenerse de la amenaza de usar la fuerza para buscar la adquisición territorial” o actuar contra la integridad territorial de cualquier estado. La declaración también subrayó que el uso o la amenaza de uso de armas nucleares es “inadmisible”.

La declaración también hizo mención de la Misión LiFE (Lifestyle for Environment) del Primer Ministro Narendra Modi, un plan de acción global que tiene como objetivo salvar al planeta de las consecuencias desastrosas del cambio climático. “Urgiremos nuestras acciones para abordar urgentemente los desafíos del desarrollo y el clima, promover Estilos de Vida para el Desarrollo Sostenible (LiFE) y conservar la biodiversidad, los bosques y los océanos”, se lee en la declaración.

Este anuncio marca un avance importante para la presidencia de la India en el G-20 y representa el resultado de intensas negociaciones y diplomacia. La India buscó cerrar el acuerdo antes de que pudieran surgir nuevos obstáculos para un texto acordado con dificultad. El Primer Ministro Narendra Modi estuvo a la vanguardia, articulando el difícil camino hacia el consenso.

A pesar de la ausencia de los presidentes de China y Rusia en la cumbre, se logró una situación beneficiosa para el bloque RIC (Rusia, India, China). Durante las negociaciones, se propuso un plan que buscaba armonizar los diferentes puntos de vista. La declaración de Delhi marca un cambio notable en el lenguaje y el tono en comparación con la Declaración de Bali del año pasado.

La Declaración de Bali condenó enérgicamente “la agresión de la Federación de Rusia contra Ucrania”, mientras que la Declaración de Delhi adopta un enfoque más inclusivo, evitando críticas abiertas y centrándose en el sufrimiento humano y el impacto adverso de las guerras en todo el mundo.

Bajo la sección “Por el Planeta, las Personas, la Paz y la Prosperidad”, el comunicado expresó su profunda preocupación por el inmenso sufrimiento humano y el impacto adverso de las guerras y conflictos en todo el mundo. Luego, abordó el conflicto en Ucrania, reiterando la necesidad de que todos los estados se adhieran a los principios de la Carta de las Naciones Unidas y se abstengan de amenazar o usar la fuerza para buscar la adquisición territorial.

Para acceder a la declaración completa, cliqueá el siguiente link

Te puede interesar: Una cumbre del G20 con ausencias importantes

Dejá tu comentario