En el marco de una gira clave que inició este lunes por China, la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Raimondo, advirtió que Washington “no se doblegará” en materia de seguridad nacional, al tiempo que observó posibilidades en la mayor parte del intercambio comercial bilateral que no abarque asuntos sensibles.

En este sentido, el encuentro se da en un momento donde ambas partes buscan revitalizar el diálogo. Durante una conversación con su homólogo chino, el ministro de Comercio Wang Wentao, en Pekín, Raimondo afirmó: “Por supuesto, en cuestiones de seguridad nacional, no hay lugar para el compromiso o la negociación”.

Y añadió: “Y como usted dice, la gran mayoría de nuestras relaciones comerciales y de inversión no implican cuestiones de seguridad nacional. Y en este sentido, estamos comprometidos a promover el comercio y la inversión en aquellas áreas que sean de interés mutuo.”

La visita de cuatro días de Raimondo a Pekín, la cuarta que realiza un funcionario estadounidense de rango ministerial este año, forma parte de los esfuerzos de Washington por afianzar la relación bilateral con China en un contexto de crecientes tensiones. Asimismo, el gigante asiático se enfrenta a un debilitamiento de la confianza de los inversores nacionales y extranjeros, sumado a la ralentización del sector inmobiliario y la debilidad de las exportaciones han afectado al crecimiento económico, que lo ponen en un lugar diferente a la hora de consensuar

The Japan News

Profundizar la relación comercial

Al respecto, ambas partes acordaron establecer un “intercambio de información sobre la aplicación del control de las exportaciones”, que, según explicó Raimondo, serviría de plataforma para “reducir los malentendidos sobre las políticas de seguridad nacional de Estados Unidos”. La primera reunión de este intercambio está prevista para el martes de esta semana.

Del mismo modo, pondrán en marcha un grupo de trabajo sobre cuestiones comerciales en el que participarán representantes del Gobierno y del sector privado, con reuniones dos veces al año. Por último, tienen previsto convocar a expertos para debatir el refuerzo de la protección de los secretos comerciales y la información empresarial confidencial durante los procedimientos administrativos de concesión de licencias, con reuniones anuales a nivel ministerial.

Por otra parte, Raimondo afirmó que la relación comercial entre las dos principales economías del mundo, valorada en 700.000 millones de dólares, es una de las más significativas a nivel global, por lo que es “profundamente importante” que ambas partes mantengan una “relación económica estable”. Además afirmó que las inversiones de la administración Biden para reforzar las cadenas de suministro en Estados Unidos no pretendían “obstaculizar el progreso económico de China”.

Te puede interesar: 10 formas en las que Estados Unidos se está quedando atrás de China en materia de seguridad internacional

1 COMENTARIO

  1. Son varios ya los cargos del gobierno estadounidense que han desfilado en visitas a China, y parece que no les ha ido muy bien, y por tanto ahora envían a esta mujer para ver si les va un poco mejor. Además, el sólo hecho que sean los estadounidenses los que vayan a China, y no al revés, ya dice mucho de como está el panorama.

Dejá tu comentario