Bolivia enviará menos gas a Argentina durante el próximo invierno del Hemisferio Sur, a causa de una caída “muy marcada” de la producción y una mayor demanda interna.

Argentina depende del gas boliviano, el cual se destina a consumo interno y centrales eléctricas.

¿Posibles soluciones?

Argentina tiene la esperanza que el nuevo gasoducto en Vaca Muerta este listo en 2023 para suplir la demanda interna del país ante la reducción por parte de Bolivia.

Argentina ha estado buscando suministros alternativos de gas tras verse duramente afectada por el aumento de los costes del gas natural licuado (GNL) vinculado a la guerra de Ucrania.

En abril, los dos países llegaron a un acuerdo para que Bolivia enviara a Argentina unos 14 millones de metros cúbicos de gas natural al día o más durante el invierno de 2022.

El portavoz del Gobierno argentino confirmó el viernes que las importaciones desde Bolivia se reducirían, sin especificar cifras. Medios locales informaron que la cantidad podría caer a la mitad o menos el próximo año.

“Ofrecieron menos, pidieron más y estuvieron negociando. Ellos (Bolivia) tienen una disminución muy marcada de la producción y compromisos asumidos con Brasil y Argentina, además del crecimiento del mercado interno”, agregó el portavoz.

Te puede interesar: Qatar anuncia acuerdo para suministrar gas natural a Alemania

Avatar photo
Equipo de redacción de Escenario Mundial. Contacto: info@escenariointernacional.com

3 COMENTARIOS

  1. Según lo que se comenta, con el gas proveniente de “Vaca Muerta” hay suficiente para el consumo interno y hasta para exportar. Otra vez crisis de energía?
    Cuándo van a terminar el proyecto, siempre dependiendo de otros?…Olvídense de los buques de combustible Rusos esta vez, el tío Putin no va a ser generoso ahora, está ocupado reventando Ucrania.

  2. esto lo generó el kirchnerismo. recordar que en el 2003 teniamos superhavit energetico , exportabamos petroleo y gas, pero los kirchner hicieron un acuerdo nefasto con evo morales por el cual le comprabamos gas al doble del precio internacional y dejabamos de explorar los pozos propios, ya que le subsidio a las tarifas desalentaba la explotacion y exploracion. ahora dependemos del gas boliviano, siendo que argentina tiene ingentes reservas de gas. otro “logro” del kirchnerismo.

  3. Tengo una propuesta, puede resultar racista, pero estoy harto de que nos saquen provecho los “hermanos” latinoamericanos. Por cada cm3 de gas que nos quiten nosotros le deportamos un boliviano a su país, establecemos un cupo de inmigrantes y no aceptamos un boliviano más viviendo en Argentina, menos en Buenos Aires. Que le vayan a llorar a Evo Morales.

Dejá tu comentario