Este miércoles la policía de Alemania detuvo aproximadamente a 25 personas, de las cuales 22 son sospechosas de pertenecer a una organización de ultraderecha que conspiraba para derrocar al gobierno, considerado como grupo terrorista. Según un comunicado del gobierno, el grupo es sospechoso de “haber hecho preparativos concretos para entrar violentamente en el Bundestag, la cámara baja del Parlamento, con un pequeño grupo armado”. 

Ocho de los 25 detenidos están en prisión preventiva, y casi todos son integrantes de la asociación extremista Reichsbürger (Ciudadanos del Reich), “un movimiento de alemanes que no acatan la Constitución alemana ni reconocen a la República Federal de Alemania y rechazan su ordenamiento jurídico”. Asimismo, hay partidarios del pensamiento lateral (Querdenken) y del movimiento “QAnon”, creyentes de teorías de la conspiración. Por el momento, también está detenido un aristócrata menor conocido como el príncipe Heinrich XIII, de 71 años, quien sería uno de los principales responsables de sus planes, junto a exsoldados y políticos del partido ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD).

Infobae

Según la fiscalía alemana, todos están bajo sospecha por “pertenencia a organización terrorista nacional” o por apoyar al grupo. Además, 27 personas están bajo investigación. Las autoridades afirman que el grupo fue fundado a finales de noviembre del 2021 y se fijó un objetivo principal: “acabar con el orden establecido en Alemania y sustituirlo por su propia forma de Estado, cuyas grandes líneas ya han sido elaboradas”. Se dice que planeaba “derrocar a la República y sustituirla por un nuevo Estado inspirado en el Reich alemán de 1871”. En el comunicado, la fiscalía afirmó que los acusados tienen “un profundo rechazo a las instituciones del Estado y al orden liberal democrático”. 

Se estima que el grupo quería reclutar a miembros del Ejército y de la policía para sus planes, los cuales solo pueden llevarse a cabo mediante el “uso de medios militares y la violencia contra representantes del Estado”. Además, habían planeado supuestamente secuestrar al Ministro de Sanidad, Karl Lauterbach, además de crear “condiciones de guerra civil” para poner fin a la democracia alemana. En este sentido, el gobierno alemán cree que los conspiradores tenían planes de crear un “brazo militar”. 

Infobae

Te puede interesar: Qatar anuncia acuerdo para suministrar gas natural a Alemania

Avatar photo
Equipo de redacción de Escenario Mundial. Contacto: info@escenariointernacional.com

Dejá tu comentario