En un reciente comunicado, la coalición occidental que busca erradicar al grupo terrorista del Estado Islámico en Siria afirmó que lograron capturar a un alto líder de la organización extremista en una operación militar. Aunque aún no se ha confirmado al 100% el objetivo, fuentes no oficiales afirman que se trata de Ahmad Hani al-Kudi, fabricante de bombas y exgobernador del EI en Raqqa. 

Asimismo, el comunicado tampoco expresó el lugar exacto donde se llevó a cabo la redada, aunque se conoce que fue en el norte de Siria. Sí afirmó que la operación fue exitosa, ya que no hubo civiles heridos. 

El hecho es sumamente importante, ya que Ahmad Hani al-Kurdi comenzó siendo un simple ciudadano sirio que ascendió en las filas militantes para terminar convirtiéndose en uno de los líderes más importantes (y peligrosos) del EI. Además de ser experto en fabricar trampas explosivas y bombas, fue el líder del EI en la ciudad de Raqqa, cuando era la capital de facto del califato islámico. 

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, la operación comenzó con dos helicópteros que aterrizaron cerca del área objetivo en el pueblo de al-Humaira, a unos 4 kilómetros de la frontera turca. Hubo además un enfrentamiento entre hombres armados escondidos en casas de las aldeas al norte de Alepo, perseguidos por los miembros de la coalición. 

Te puede interesar: Turquía planea continuar con sus operaciones en Siria sin el permiso de nadie, afirma Erdogan

Dejá tu comentario