Israel continuará su misión de mediación entre Rusia y Ucrania, según explicó el último domingo el primer ministro Naftali Bennett. Dicho proceso es independiente a las expectativas de llegar a buen puerto de los involucrados en éste.

Cabe destacar que las buenas relaciones del gobierno israelí con los dos gobiernos involucrados en el conflicto motorizó la solicitud de Ucrania para que oficie de intermediario.

Sin dar detalles de la conversación de más de tres horas que mantuvo con Vladimir Putin el último sábado, Bennett se jactó de tener “la bendición y el estímulo de todas las partes“.

Seguiremos ayudando allí donde se solicite, aunque las posibilidades no sean grandes”, dijo Bennett. “En el momento en que haya incluso una pequeña apertura, y tengamos el acceso a todas las partes y la capacidad, veo como un deber moral hacer todos los intentos” sumó el mandatario.

Según el Kremlin, el domingo se replicó la charla entre el líder ruso y su par israelí, en dónde discutieron los “contactos más recientes de Bennett con líderes de varios países”.

Te puede interesar Israel y Bahréin fortalecen sus vínculos con la visita oficial de Bennet

Dejá tu comentario