El pasado lunes 5 de diciembre, Daniel Filmus, Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina, llevó a cabo una visita oficial a la ciudad de La Plata, en la que conoció la primera Planta Nacional de Desarrollo Tecnológico de Celdas y Baterías de Litio (UniLiB), creada por la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y la empresa argentina de investigación y desarrollo para la industria energética, Y-TEC, con apoyo del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Nación. 

La misma cuenta con una superficie total de de 1650 m2 y tanto para su construcción como equipamiento requirió una inversión de 770 millones de pesos aproximadamente,  de los cuales el Ministerio de Ciencia aportó 210 millones de pesos, mientras que la UNLP e Y-TEC invirtieron 280 millones de pesos cada uno. La obra, que ya se encuentra finalizada, recibió esta semana el equipamiento necesario para su puesta en marcha definitiva, y se trata de unas 70 máquinas provenientes de China, que incluyen mixers, hornos, cicladores, cutting/stack, deshumidificadores, y dos imponentes prensas. 

Fuente: Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina.

En este sentido, durante el recorrido, el ministro Filmus estuvo acompañado por el Subsecretario de Coordinación Institucional, Pablo Núñez, el Presidente de Y-TEC, Roberto Salvarezza; el integrante del directorio de Y-TEC, Eduardo Dvorkin; el secretario de Vinculación y Transferencia de la UNLP, Javier Díaz; y el Subsecretario de Ciencia, Tecnología e Innovación el Ministerio de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica de la Provincia de Buenos Aires, Federico Agüero. 

Por su parte, el Ministro titular de la cartera de Ciencia afirmó que el litio “es uno de los sectores más importantes para lograr la transición energética. Por eso consideramos que Argentina tiene que ponerse no solo a la cabeza de la extracción sino del agregado de valor. Nuestro objetivo con esta planta, no es exportar carbonato de litio, sino avanzar en la posibilidad de una tecnología propia que nos permita desarrollar baterías de litio para proyectos de electromovilidad y para abastecer de energía a diferentes lugares como escuelas rurales que no cuentan con energía solar”.

Asimismo, explicó la diferencia entre el valor del carbonato de litio como se exporta hoy y la batería, afirmando la importancia imprescindible de que Argentina “tenga la capacidad de desarrollo de esa tecnología, como lo hemos hecho internamente con la nanotecnología, la nuclear o la satelital. Somos uno de los pocos países del mundo que lo puede hacer”. Y concluyó: “De la mano de Bolivia, de Chile y también de México estamos trabajando para poder desarrollar desde América Latina nuestra fuente de tecnología y tener una economía de escala integrada entre los países que nos permita competir a nivel internacional”.

Argentina es uno de los países con mayores reservas mundiales de litio, forma parte del conocido “triángulo del litio” junto con Bolivia y Chile, un recurso natural de valiosa utilidad para el desarrollo de baterías que sirven para dispositivos móviles como celulares, tablets y laptops, vehículos híbridos y eléctricos. Es por ello que, a partir de la construcción de esta planta, Argentina se destacará en el desarrollo de la cadena de valor global del litio, ya que el país no cuenta con una alternativa soberana para aprovechar de manera integral dicho recurso natural, y de igual manera, a través del desarrollo tecnológico de una industria nacional podrá industrializar agregándole valor, realizar transferencias tecnológicas y alcanzar la transición energética.

Fuente: Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina.

Te puede interesar: Compañía emiratí puso la mira sobre proyectos de litio en la provincia de Catamarca

Avatar photo
Equipo de redacción de Escenario Mundial. Contacto: info@escenariointernacional.com

Dejá tu comentario