Recientemente, se llevó a cabo en Australia la  41ª reunión de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA) donde la Argentina participó con un fuerte reclamo sobre la actividad pesquera al sur de las Islas Georgias del Sur, ocupadas ilegalmente por el Reino Unido. Argentina denuncia que los británicos otorgaron permisos para pesca de merluza negra sin el necesario acuerdo de la CCRVMA, y busca consenso internacional contra este accionar. 

Se trató del primer encuentro luego de dos años de gestiones virtuales entre los 26 países miembros, la Unión Europea y los 10 adherentes. Allí, Argentina también destacó su trabajo en simultáneo con Chile para armonizar la pesca de krill al norte de la Península Antártica con el proyecto de Área Marina Protegida. Además, pidió que se protejan los stocks de merluza negra en el Atlántico Sur, los cuales se ven afectados por la decisión unilateral del Reino Unido de otorgar permisos de pesca en estas aguas en disputa, algo que los reglamentos de la CCRVMA buscan evitar (puntualmente la actividad pesquera sin establecer antes medidas de protección para la biodiversidad marina). 

Crítica Sur

Guillermo Carmona, secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur de la Cancillería Argentina, afirmó que “lo que en estos momentos sucede con la pesca de merluza negra al sur de las Islas Georgias es un episodio que da cuenta de la situación crítica de CCRVMA como ámbito multilateral porque estamos ante una flagrante violación de este mecanismo por parte del Reino Unido”. 

En consonancia, el director de Política Exterior Antártica, Fausto López Crozet, que también participó de la reunión en Australia, indicó que “todos los países que forman parte del sistema de CCRVMA reconocen su funcionamiento, dentro del sistema hay islas que pertenecen a Francia, otras que pertenecen a Australia, otras de Noruega y en todas en las que hay una soberanía reconocida por todos los integrantes cada país puede aplicar normas nacionales, mientras que el único caso en el que no se pueden aplicar medidas nacionales es en las Islas Georgias del Sur porque ahí no hay una soberanía de estado reconocida por todos”.

Lu17

López Crozet también señaló que en la CCRVMA “todas las decisiones se toman por consenso” y que “tanto Argentina como otros países entendieron que lo que estaba haciendo el Reino Unido era pesca ilegal (recordando una situación anterior) y mandamos los buques a la lista provisional de pesca ilegal, hay un procedimiento en el que señalamos que hubo un incumplimiento de grado 3, el más grave y los únicos que se opusieron fueron el Reino Unido y Noruega; pero como la decisión solo es por consenso y tienen que estar todos de acuerdo no hubo sanción contra el Reino Unido”.

Te puede interesar: La “estrategia” Argentina frente a la crisis en el Mercosur

Avatar photo
Equipo de redacción de Escenario Mundial. Contacto: info@escenariointernacional.com

Dejá tu comentario