En el marco de la X Conferencia de Revisión del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) en la sede de Naciones Unidas en Nueva York, Argentina buscó remarcar su rechazo a la presencia militar del Reino Unido en el Atlántico Sur. Las declaraciones surgieron en manos del canciller, Santiago Cafiero, durante su discurso en la misma, afirmando que “el mundo está marcado por crecientes tensiones y conflictos que han escalado”. 

La delegación argentina encabezada por el diplomático está compuesta por funcionarios de la Cancillería, la Comisión Nacional de Energía Atómica y la Autoridad Regulatoria Nuclear, y mantendrá una jornada de dos semanas de encuentros bilaterales. Allí, la comitiva destacó no solo la vocación de paz que la Argentina sostiene para América Latina, sino también que reiteró su pedido de “avanzar en zonas libres de armas nucleares y desescalar la presencia nuclear en Ucrania”. 

Asimismo, el canciller fue explícito con abogar por la edificación de “sociedades más justas en un planeta equilibrado”, al mismo tiempo que condenó la presencia de bases militares que el Reino Unido mantiene en el Atlántico Sur, en alusión a Malvinas. 

“Una medida concreta es avanzar en el retiro de las declaraciones interpretativas a los Protocolos de los Acuerdo de las Zonas Libres de Armas Nucleares. Para la Argentina, ello es particularmente importante a la luz de la prolongada e injustificada presencia militar del Reino Unido en el Atlántico Sur, complemento de la usurpación de tierras y mares circundantes de nuestro país, lo que incluye el desplazamiento de submarinos con capacidad de portar armamentos nucleares en esta Zona Desnuclearizada”, afirmó. 

Te puede interesar: Argentina reafirma su reclamo soberano sobre las Islas Malvinas

1 COMENTARIO

Dejá tu comentario