Los aviones de la Fuerza Aérea de Taiwán se lanzaron al cielo el miércoles en un simulacro de guerra, mostrando su preparación para el combate en medio de las crecientes tensiones militares con China, que reclama la isla como propia.

Antes del despegue, las tripulaciones de la base de la ciudad sureña de Chiayi -donde se encuentran los aviones de combate F-16 de fabricación estadounidense que se utilizan con frecuencia para interceptar a los aviones de guerra chinos- se apresuraron a preparar las aeronaves al sonar la alarma.

Los ejercicios formaban parte de un simulacro de tres días para mostrar la preparación de Taiwán para la batalla antes de las vacaciones del Año Nuevo Lunar a finales de este mes.

SPORT

Los aviones militares chinos vuelan con frecuencia en la parte suroeste de su zona de identificación de defensa aérea (ADIZ), espacio aéreo alrededor de la isla que Taiwán vigila y patrulla.

“Con la gran frecuencia de aviones comunistas que entran en nuestra ADIZ, los pilotos de nuestra ala tienen mucha experiencia y se han enfrentado a casi todos los tipos de sus aviones”, dijo a los periodistas el comandante Yen Hsiang-sheng, recordando una misión en la que fue enviado a interceptar cazas J-16 chinos a finales del año pasado.

China no ha descartado el uso de la fuerza para someter a Taiwán a su control.

Taiwán ha calificado las actividades de China como una guerra de “zona gris”, diseñada tanto para desgastar a las fuerzas de Taiwán haciéndolas luchar repetidamente, como para probar sus respuestas.

En un mensaje de año nuevo dirigido a China la semana pasada, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo que el conflicto militar no es la respuesta. Pekín respondió con una severa advertencia de que si Taiwán cruzaba cualquier línea roja provocaría una “profunda catástrofe”.

Te puede interesar: Conflicto armado entre China y Taiwán ¿cada vez más cerca?

1 COMENTARIO

Dejá tu comentario