La escalada de tensiones y el aumento de las diferencias entre Rusia y Ucrania no es una cuestión menor. En este contexto, Rusia pidió este miércoles que el personal de la embajada de Estados Unidos en Moscú se retirara antes del 31 de enero. 

Se estima que se trata de una especie de “medida de represalia”, porque además de las tensiones con Ucrania, continúa la disputa diplomática entre Rusia y los Estados Unidos. 

La semana pasada, el embajador de Rusia en Estados Unidos dijo que 27 diplomáticos rusos y sus familias estaban siendo expulsados ​​de Norteamérica y que se irían el 30 de enero, considerando estas reglas como arbitrarias ya que prohibían a los diplomáticos rusos a trabajar. 

Frente a esto, la portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Maria Zakharova, afirmó: “Nosotros tenemos la intención de responder de la manera correspondiente. Los empleados de la embajada de Estados Unidos que han estado en Moscú durante más de tres años deben salir de Rusia antes del 31 de enero”. 

Por lo pronto, no hubo comentarios inmediatos desde la embajada de Estados Unidos en Moscú, aunque esta embajada es la última misión operativa de Estados Unidos en el país. 

Según el viceministro de Relaciones Exteriores, Sergei Ryabkov, “no es demasiado tarde” para que Washington impida a Moscú a seguir adelante con nuevas expulsiones, solo debe abandonar sus planes de expulsar diplomáticos rusos. 

Te puede interesar: Ucrania: “Necesitamos conversaciones directas con Rusia para poner fin a la guerra”

Dejá tu comentario