La variante del coronavirus Omicron, que ha sufrido una fuerte mutación, es susceptible de propagarse a nivel internacional y plantea un riesgo muy elevado de que se produzcan oleadas de infección que podrían tener “graves consecuencias” en algunos lugares, declaró el lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Todavía no se ha informado de ninguna muerte relacionada con Omicron, aunque es necesario seguir investigando para evaluar su potencial para eludir la protección contra la inmunidad inducida por las vacunas y las infecciones anteriores, añadió.

La agencia de salud de la ONU instó a sus 194 Estados miembros a acelerar la vacunación de los grupos de alta prioridad y a garantizar que se establezcan planes para mantener los servicios sanitarios.

“Omicron tiene un número sin precedentes de mutaciones de pico, algunas de las cuales son preocupantes por su potencial impacto en la trayectoria de la pandemia”, dijo la OMS.

“El riesgo global general relacionado con la nueva variante … se evalúa como muy alto”.

Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, dio la voz de alarma al inicio de una asamblea de ministros de sanidad en la que se espera que se inicien las negociaciones de un acuerdo internacional para prevenir futuras pandemias. 

El nuevo acuerdo mundial, previsto para mayo de 2024, abarcaría cuestiones como el intercambio de datos y secuencias del genoma de los virus emergentes, y de cualquier posible vacuna derivada de la investigación.

Datos alarmantes 

Omicron se notificó por primera vez el 24 de noviembre en Sudáfrica, donde las infecciones han aumentado considerablemente.

Desde entonces se ha extendido a más de una docena de países, muchos de los cuales han impuesto restricciones a los viajes para tratar de aislarse. El lunes, Japón se unió a Israel al decir que cerraría sus fronteras a los extranjeros. 

La OMS reiteró que, a la espera de nuevos consejos, los países deben utilizar un “enfoque basado en el riesgo para ajustar las medidas de viaje internacional de manera oportuna”, al tiempo que reconoció que un aumento de los casos de coronavirus podría dar lugar a mayores tasas de morbilidad y mortalidad.

“El impacto en las poblaciones vulnerables sería sustancial, especialmente en los países con baja cobertura de vacunación”, añadió.

En las personas vacunadas, por su parte, “se esperan casos e infecciones por COVID-19… aunque en una proporción pequeña y predecible”.

En general, había “considerables incertidumbres en cuanto a la magnitud del potencial de escape inmunitario de Omicron”, y se esperaban más datos en las próximas semanas.

Te puede interesar: Una nueva variante del Coronavirus dispara la alarma mundial

Avatar photo
Equipo de redacción de Escenario Mundial. Contacto: info@escenariointernacional.com

Dejá tu comentario