Según adelantó el portal de noticias Cenital el pasado martes, posiblemente se anuncie este jueves un histórico acuerdo entre YPF y la firma malaya Petronas que ya lleva un año y medio de “negociación discreta”. Se estima que por la mañana se firme el acuerdo de desarrollo conjunto (JDA, por sus siglas en inglés) entre ambas compañías, en manos de los titulares de las empresas y el presidente Alberto Fernández. Este acuerdo contemplará tres pilares principales: el aumento de la producción gasífera, el de la capacidad de transporte y la instalación de una planta de gas natural licuada. 

Cabe destacar que Petronas es una de las principales compañías públicas de hidrocarburos a nivel mundial, que fue transnacionalizada a pesar de ser propiedad del gobierno de Malasia. En los últimos diez años registró cerca del 15% de los ingresos totales del gobierno malayo, operando múltiples terminales y productoras de gas natural licuado en todo el mundo. También es considerada la cuarta compañía más importante del rubro a nivel mundial por su capacidad de producción, complementandose con plantas de almacenamiento para proveer al este de Asia. 

Energía

La empresa YPF podría asumir la mitad de la inversión y será titular del 51% de la planta que se construirá en Bahía Blanca para la exportación de la producción en barcos. Tanto la inversión directa como indirecta inicial de este proyecto se estiman en al menos diez mil millones de dólares, y el total hacia su etapa final abarcaría unos 40 mil millones de dólares. El proyecto, sin embargo, está sujeto a múltiples aprobaciones a lo largo del proceso, aunque probablemente se anuncien prefinanciaciones y participaciones sobre futuras ventas. También prevé una realización de un gasoducto similar al “Néstor Kirchner”, y de completarse toda su extensión permitiría exportar el equivalente a 460 barcos regasificadores al año en la próxima década. 

Este proyecto es sumamente importante para la Argentina, ya que el apoyo del gobierno fue unánime en su proyección pese a las múltiples internas y parálisis del gobierno nacional. Además, Petronas se instaló en Argentina a finales del 2014 junto al desembarco de Chevron. Y el trabajo conjunto con YPF muestra un modelo de apertura desde el país a empresas multinacionales junto a una firma nacional. Asimismo, la asociación de inversión puede llegar a potencializar la inversión y el desarrollo de otros países en esta clase de proyectos. 

Te puede interesar: Argentina: la central nuclear Atucha I suma almacenamiento de combustible seco

Dejá tu comentario