Las elecciones presidenciales francesas arrojaron en su primera vuelta una réplica al dúo que encabezó los comicios en 2017: Emmanuel Macron, actual presidente, y Marine Le Pen, dirigente de ultraderecha, se medirán en la segunda vuelta.

Mientras Macron trepó el 27,4% de los votos, Le Pen se hizo con 25,25% de las voluntades. El próximo 24 de abril ambos protagonizaran el balotaje a por la presidencia.

Muy cercano a ingresar a la instancia quedó el referente de izquierda, Jean-Luc Mélenchon, con 20,17%.

Se acentúa la crisis de partidos tradicionales: el Partido Socialista, con Anne Hidalgo, llegó solo al 1,8%, y Los Republicanos, con Valérie Pécresse, a poco se aproximó al 5%.

Macron y Le Pen comienzan una campaña para seducir a un electorado fragmentado entre fuerzas de izquierda y derecha, en un plató de declive de las fuerzas tradicionales.

Te puede interesar Elecciones en Francia: Macron critica a Le Pen y lamenta su tardío ingreso a la campaña

Dejá tu comentario